El laberinto del amor: 042

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 042 de 107
El laberinto del amor Jornada II Miguel de Cervantes


PORCIA ¡En poca deuda os están

las mujeres!


CORNELIO Si así fuera, 170

ni yo este traje trujera,
ni él vistiera aquel gabán.


ANASTASIO No es tan poca: que si hago

la cuenta, no sé yo paga
que a la deuda satisfaga, 175
puesto que en ella me pago.


PORCIA En fin: ¿amáis?



ANASTASIO Alma tengo,

y no he de estar sin amor.


PORCIA Hay amor bueno y mejor.



ANASTASIO Yo con el mejor me avengo. 180



PORCIA ¿Es labradora?



ANASTASIO El tabarro

que me cubre así lo dice.


PORCIA Pues todo lo contradice

el talle y horro bizarro;
    que el tabarro es tosca caja 185
que encierra el fino diamante.


CORNELIO ¡El diablo es el estudiante!

¡Qué bien su razón encaja!
    Apostaré que mi amo,
sin más ni más, le da cuenta 190
de quién es y lo que intenta.
Por aquesto le desamo:
    que presume de discreto,
y no ve que es ignorancia,
en las cosas de importancia, 195
fiar de nadie el secreto.


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III