El laberinto del amor: 067

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 067 de 107
El laberinto del amor Jornada II Miguel de Cervantes


PORCIA Estaba determinada,

señora, de no lo hacer;
mas dicen que es mejor ser
necia, que no porfiada,
    y así, me asiento y suplico, 940
si mi ruego puede tanto,
que os alcéis del rostro el manto
otro poco, otro tantico.


ROSAMIRA Vesme descubierta, amiga;

que a más fuerza tu cordura. 945


PORCIA ¡Jesús! ¿Que tanta hermosura

ha puesto en tanta fatiga?


ROSAMIRA Amiga, déjate deso,

y dime: ¿qué te movió
a venirme a ver?


PORCIA Sé yo 950

que fue de amor el exceso,
    y el ver que ya el señalado
plazo llega a más correr,
adonde el mundo ha de ver
tu inocencia o tu pecado; 955
    y querría ver si puedo
serte en algo de provecho,
antes de llegar al hecho
que al más fuerte pone miedo;
    que es Dagoberto valiente. 960


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III