El laberinto del amor: 097

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada III
Pág. 097 de 107
El laberinto del amor Jornada III Miguel de Cervantes


UNO Ya ella viene, 760

según lo dice el triste son que suena.



 
(Sale PORCIA cubierta con el manto que le dio el CARCELERO,
acompañada de la mesma manera que dijo,
con la mitad del acompañamiento enlutado y la otra mitad de fiesta;
el VERDUGO al lado izquierdo, desenvainado el cuchillo,
y al siniestro, el niño con la corona de laurel;
los atambores delante sonando triste y ronco,
la mitad de la caja de verde y la otra mitad de negro,
que será un estraño espectáculo. Siéntase PORCIA, cubierta,
en un asiento alto que ha de estar a un lado del teatro,
desviado del de su padre; entran asimismo DAGOBERTO y ROSAMIRA,
como peregrinos embozados, [y TÁCITO].)

  

DUQUE ¿Cómo no viene Dagoberto? ¿Espera

que se le pase el día, pues ya es hora?


JUEZ Sin duda, debe ser éste que viene:

que el actor es costumbre se presente 765
antes que el reo en la estacada.


DUQUE Es claro.

 
(Entra ANASTASIO, y CORNELIO por padrino,
y ANASTASIO viene cubierto el rostro con un tafetán;
viene con sus atambores;
serán los mismos que trujeron a PORCIA.)

  
¿No es éste Dagoberto?


ANASTASIO Ni aun quisiera

serlo por la mitad de todo el mundo.


DUQUE ¿Pues quién sois?



ANASTASIO Su enemigo, sólo en cuanto

lo es de la duquesa Rosamira, 770
cuya defensa tomo yo a mi cargo.


DUQUE Yo os lo agradezco.



JUEZ Dagoberto tarda.



DUQUE Cajas oigo sonar; él es, sin duda.


 
(Entra MANFREDO con un tafetán por el rostro;
trae a JULIA por padrino,
que asimesmo viene embozada.)}}


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III