El laberinto del amor: 098

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada III
Pág. 098 de 107
El laberinto del amor Jornada III Miguel de Cervantes


JUEZ Tampoco es éste Dagoberto.



DUQUE El talle

no nos dice que es él.


JUEZ Sin duda, pienso 775

que ha de tener de sobra defensores
la duquesa.


DUQUE Sepamos quién es éste.



JUEZ ¿Quién sois o a qué venís, buen caballero?



MANFREDO El saber quién yo sea importa poco;

saber a lo que vengo, sí que importa: 780
a defender a la duquesa vengo.


DAGOBERTO ¿Quién serán estos dos?



ROSAMIRA No los conozco

ni sé quién puedan ser.


ANASTASIO A mí me toca

por derecho y razón esa defensa,
pues fui el primero que llegué a este punto. 785


TÁCITO Razón tiene el primero, o yo sé poco

desto de desafíos y estacadas.


JUEZ A la duquesa toca el declararse

cuál quiere de los dos que la defienda.


DUQUE Eso es razón.



ANASTASIO Y yo por tal la tengo. 790



MANFREDO Y yo también: que no me queda cosa

por saber de las leyes de la guerra.


DUQUE Pregúntenselo, pues, y vean qué dice

mi hija. ¡Oh nombre dulce, cuando el cielo
quiso que sin escrúpulo llegase 795
a mis oídos!


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III