El libro de Job: Capítulo 10

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El libro de Job
Capítulo 10 de Fray Luis de León

1. Enfadada mi alma de mi vida, dejaré sobre mí mi querella, hablaré en amargura de mi alma.

2. Diré al Señor: no condenes; fazme saber, ¿por qué barajas conmigo?

3. ¿Si bueno a Ti, que me oprimas y repruebes trabajo de tus palmas, y sobre consejo de malos resplandezas?

4. ¿Si ojos de carne a Ti, y si ves como es el ver de los hombres?

5. ¿Si como días de hombre tus días; si tus años como años de varón?

6. ¿Qué pesquises mi maldad e inquieras mi pecado?

7. Con saber Tú que no he hecho maldad, y no hay quien de mano tuya me desafierre.

8. Tus manos me figuraron y me ficieron a la redonda, ¿y desfacerme has?

9. Miémbrate agora que como lodo me ficiste, y que al polvo me farás tornar.

10. ¿Por ventura no me vaciaste como leche y me cuajaste como queso?

11. De cuero y carne me vestiste, y con huesos y nervios me compusiste.

12. Vida y merced hiciste conmigo, y tu providencia guardó mi espíritu.

13. Esto guardaste en tu corazón, supe que esto contigo.

14. Si pequé, guardármelo has, y de mi delicto no me limpias.

15. Si malvado fui, ¡guay de mí! Y si justo fui, no levantaré cabeza harto de afrenta; mira mi aflicción.

16. Por la soberbia como león vinieses a mí, y revolvieses y maravilloso fueses en mí.

17. Renovases tus testigos contra mí y se acrecentase tu saña conmigo.

18. Y ¿por qué me sacaste del vientre? Expirara, y ojo no me viera.

19. Como si nunca fuera, hubiera sido del vientre llevado a la sepultura.

20. ¿Por ventura no son poco mis días? Afloja de mí, y plañiré un poco.

21. Antes que vaya y no vuelva, a tierra de tiniebla, y de sombra de muerte.

22. Tierra de miseria y tinieblas, sombra de muerte, no orden, sino horror sempiterno.

Capitulo X