El libro de Job: Capítulo 15

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


1. Y respondió Elifaz, el temanés, y dijo:

2. ¿Por ventura el sabio hablará saberes de aire, y fenchirá su vientre de solano?

3. Arguyes con palabras al no tu igual; hablas lo que no te aprovecha.

4. Cierto, tú destruirás el temor, y menoscabarás oración delante de Dios.

5. Porque enseñó maldad tuya a boca tuya, y escogiste lengua de mal sabidos.

6. Condenarte ha por malo boca tuya y no yo; labios tuyos hablarán contra ti.

7. ¿Por ventura primero que Adán fuiste engendrado, y en ante de collados fuiste hecho?

8. ¿Por ventura en consejo de Dios metiste oído, y sabiduría menos que tú?

9. ¿Qué aprendiste que no aprendimos? ¿Qué entenderás, y no con nosotros eso mismo?

10. También viejo, también anciano entre nos, grande más que padre tuyo de días.

11. ¿Por dicha es gran cosa que Dios te consuele? Mas tus palabras malas lo vedan.

12. ¿Adónde se solleva corazón tuyo, que pestañean tus ojos?

13. ¿Qué se hincha contra Dios brío tuyo, y qué palabras heciste salir de tu boca?

14. ¿Quién hombre para que limpio sea, y quién nacido de hembra para que justo sea?

15. Ves; en sus sanctos no puso firmeza, y cielos no limpios son esos ojos.

16. ¿Cuánto más aborrecible y podrido hombre, bebiente como aguas maldad?

17. Anunciaré a ti; oye a mí y esto que vide, y contarélo.

18. Lo cual sabios lo manifestaron, y no escondieron saberlo de sus antepasados.

19. De los cuales solos era la tierra, y no pasó forastero entre ellos.

20. Todos los días del malvado se ensoberbece, y número de años ascondido al tirano.

21. Voz de espantos en sus orejas; en la paz el destruidor entrará a él.

22. No creerá tornar de escuridad, y mira al derredor si hay cuchillo.

23. Si va adonde está el pan, sabe que asentado en su mano el día escuro.

24. Turbarlo han angustia y aprieto; rodearlo han como a rey aparejado al torneo.

25. Que tendió sus manos contra Dios, y contra Omnipotente se fortaleció.

26. Corrió contra él con cuello erguido, armado con gruesa cerviz.

27. Que cubrió faces suyas con grosura suya, y fizo rollos de carne sobre las ijadas.

28. Y moró en villas destruidas, casas que no moraron en ellas, aparejadas a montones de piedras.

29. No se enriquecerá y no se afirmará su haber, y no lanzará por la tierra su raíz.

30. No se apartará de tinieblas; pimpollo suyo secarálo la llama, y será movido con resollo de su boca.

31. No creerá, engañado, que con precio podrá ser redimido.

32. En día no suyo será acabado, y su ramo no echará flor.

33. Será destruido como viña de sus tallos tiernos, y hará caer como a oliva su flor.

34. Porque congregación de hipócrita, desierta, y fuego comerá moradas de don.

35. Concebir trabajo y parir vanidad, y vientre de ellos ordenará engaños.