El libro de Job: Capítulo 29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


1. Añadió Job, y prosiguiendo su razonamiento, dijo:

2. ¿Quién me dará como meses antiguos; como días en que Dios me guardaba?

3. Haciendo resplandecer su luz sobre mi cabeza, andaba a su lumbre en las tinieblas.

4. Como era en días de mi mancebía; cuando Dios estaba en el secreto sobre mi tienda.

5. Cuando aún estaba el Abastado conmigo, y me cercaban mis mozos.

6. Cuando bañaba mis plantas en manteca, y la piedra me derramaba arroyos de aceite.

7. Cuando salía a la puerta sobre ciudad, y en la plaza me ponían cadira.

8. Víanme mozos, y acondíanse, y ancianos estaban en pie.

9. Príncipes detenían sus hablas, y ponían mano en su boca.

10. Sus voces el capitán ascondía, y su lengua a su paladar se apegaba.

11. Oído que me oía me llamaba dichoso, y ojo que me vía atestiguaba por mí.

12. Porque libré a pobre que voceaba, y a huérfano desamparado de ayuda.

13. Bendición de pereciente venía sobre mí, y hacía que corazón de viuda cantase.

14. Justicia vestía, y vestíame como capa y como mitra el juicio.

15. Ojos fui al ciego, y pies yo para el zopo.

16. Padre yo para pobres, y baraja que no entendía estudiaba.

17. Y quebrantaba a malvado las muelas, y hacía que de sus dientes soltase la presa.

18. Y decíame: En mi nido expiraré y multiplicaré como paloma.

19. Mi raíz descubierta a las aguas, y en mi mies hará asiento rocío.

20. Gloria mía siempre nueva conmigo, y mi arco en mi mano será renovado.

21. Oíanme y esperaban, y, callaban atentos a mi consejo.

22. En pos mi palabra no replicaban, y destilaba sobre ellos mi habla.

23. Esperábanme como a lluvia, y su boca abrían como agua tardía.

24. Reíame a ellos, y no lo creían, y luz de mis faces no caía en la tierra.

25. Caminaba a ellos y me sentaba en cabeza, y sentado como rey en ejército, consolaba a los tristes llorosos.