El libro de Job: Capítulo 33

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar


1. Empero oye, Job, mis razones, y todas mis palabras pon en tu oído.

2. Ves, aquí abrí mi boca; habló lengua mía en mi gargüero.

3. Derecheza de mi corazón palabras mías, y saber apurado mis labios razonarán.

4. Espíritu de Dios me hizo, y espiráculo del Omnipotente me vivificó.

5. Si puedes responderme, ordena, afírmate ante mí.

6. Vesme aquí; según tu boca, de Dios y de lodo cortado también yo.

7. Ves, asombro mío no te asombrará, y palmo mío sobre ti no será pesado.

8. Dijiste (pues en mis orejas, y voz de palabras oyera yo):

9. Puro yo y sin rebelión; limpio yo, y no malicia en mí.

10. Y ves, achaques contra mí hallarás; reputárame por enemigo a él.

11. Pondrá en cepo mis pies, y guardará todos mis [sentidos] senderos.

12. Ves; ésta no fuiste justo; responderéte yo a ti, que muy mucho más Dios que el hombre.

13. ¿Por qué contra él barajaste?, que no todas sus palabras hablará.

14. Que en una hablará Dios, y en dos no mirará a ella.

15. En el sueño de visión de noche, en el caer pesadilla sobre hombres, en los dormires sobre el lecho:

16. Entonces torcerá oreja de hombres, y castiguerío dellos sellara.

17. De hacer apartar al hombre de su obra, y cubijar altivez de varón.

18. Estorbará ánima suya de la fuesa, y vida suya de pasar a cuchillo.

19. Y reprehenderá con dolores en su lecho, y baraja a huesos dél dará.

20. Y aborrecerle hizo vida suya pan, y su alma de manjar suave.

21. Menguaráse carne suya a visión; saldrán afuera huesos suyos no vistos.

22. Y acercará a la fuesa su alma, y vida suya a los matadores.

23. Si fuera a él, ángel declarante, uno de mil, para enseñar al hombre su derecheza.

24. Y será apiadado él y dirá: Líbrale del descender a la fuesa, que halle aplacamiento.

25. Enmolleció carne suya mas que niñez, tornó a días de su juventud.

26. Rogará mucho al Señor, y serále amigo; y verá faces suyas con gozo, y volverá al hombre justicia suya.

27. Contemplará sobre hombres, y dirá: Pequé, y derecheza pervertí, y no igualdad a mí.

28. Libró ánima mía de pasar a la fuesa, y mi vida en luz será vista.

29. Ves; todo esto hace Dios veces tres con varón.

30. Para reducir su alma a luz, a luz de vivientes.

31. Advierte, Job, óyeme a mí, enmudece, y yo hablaré.

32. Si hay razones, replícame; habla, que me complace tu justicia.

33. Tú oye a mí, y calla; y enseñaréte sabiduría.