El libro de Job: Capítulo 36

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


1. Y añadió Eliú, y dijo:

2. Espérame un poco, y demostraréte que todavía por Dios razones.

3. Levantaré saber mío de lueñe; y mi Hacedor daré justicia.

4. Que verdaderamente no mentirán palabras mías, perfectas sciencias contigo.

5. Ves; Dios grande no despreciará [a] grande, fuerte [del] corazón.

6. No vivificará a impío, y juicio a humillados dará.

7. No aparta sus ojos del justo, y reyes en trono asienta perpetuamente, y serán ensalzados.

8. Y si aprisionados en cadenas, enredados sean con sogas de miseria.

9. Y notificará a ellos sus obras, y delictos de ellos de violencia.

10. Y torceráles orejas para castiguerío, y dirá que se tornen de maldad.

11. Si oyeren y cumplieren, fenecerán sus días en bien y sus años en gloria.

12. Y si no oyeren, pasarán por espada y serán consumidos en necedad.

13. Y hipócritas provocan a ira; no vocearán cuando los aprisionare.

14. Morirán en tempestad; su ánima de ellos y su vida entre los afeminados.

15. Librará de angustia al pobre, y en la tribulación le descubrirá oreja de ellos.

16. También te salvará de boca de angustia, anchura no cimiento so ella, y descanso de tu mesa lleno de grosura.

17. Tu causa juzgada como de malo; causa y juicio recobrarás.

18. No te venza ira a ser opresor, ni te incline muchedumbre de dones.

19. Depón tu grandeza sin enojo, y a todos robustos con fortaleza.

20. No alargues la noche, porque no suban por ellos los pueblos.

21. Guarda, no mires a maldad, que comenzaste a seguirla por la aflicción.

22. Ves; Dios alto en fortaleza suya; ¿quién como él enseñador?

23. ¿Quién podrá escudriñar caminos de él? ¿Y quién le dirá: Obraste maldad?

24. Miémbrate que no sabes obra suya, de quien cantaron varones.

25. Todos los hombres lo vieron; cada uno mira de lejos.

26. Ves; Dios grande sobre sciencia nuestra, número de sus años no tiene pesquisa.

27. Que quitará gotas de lluvia, y derrama lluvia a manera de ríos.

28. Que manan de nubes que lo cubren todo por cima.

29. Si quisiere extender nubes como pabellón suyo.

30. Y relampaguear con lumbre suya de arriba, también cubijarán extremos de mares.

31. Que por éstas juzgará pueblos, y da mantenimiento a muchos mortales.

32. En manos asconde luz, y mándale que torne a venir.

33. Anunciará della a su amigo: que posesión suya es, y que a él se levanta.