El libro de Job: Capítulo 4

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


1. Y respondió Elifaz, el temanés, y dijo:

2. ¿Por ventura si tentáremos a hablarte, enojarte has; y detener palabras quién podrá?

3. ¿Veis? Avisabas a muchos, y manos flojas esforzabas.

4. Caído levantaron tus palabras, y rodillas encorvadas esforzabas.

5. ¿Por qué agora vino a ti, y cansaste; tocó fasta ti, y fuiste turbado?

6. De cierto tu temor, tu fortaleza, tu esperanza, y perfección de tus carreras.

7. Miembra, ruégote, ¿quién limpio, y se perdió? ¿Y cuándo derecheros fueron cortados?

8. Como vi a los que aran maldad y siembran desventura segarlo.

9. A resuello de Dios perecen; a espíritu de su nariz se consumen.

10. Bramido de león y voz de leona, y dientes de leoncillos son arrancados.

11. Tigre perece sin presa, y hijos de león se esparcen.

12. Y a mí palabra como a hurtadillas, y tomó mi oreja partecilla de ella.

13. En espeluzos de visiones de noche, en caer adormecimiento sobre varones;

14. Pavor me aconteció y temblor, y hizo espavorecer mucho mis huesos.

15. Y sopló sobre mis faces, pasó y fizo erizar pelos de mi carne.

16. Estuvo, y no conocí su vista; semejanza ante mis ojos, callada voz oí.

17. ¿Por ventura varón más que Dios te justificará? ¿Si más que su Hacedor se alimpiará varón?

18. Ves: en sus sirvientes no se afirma, y en sus ángeles halló torcimiento.

19. Cuantos más moradores de casas de lodo, su cimiento de los cuales en polvo; son desmenuzados como polilla.

20. De mañana a tarde son deshechos: por no haber quien ponga mientes para siempre perecerán.

21. Lo que resta, quitárseles ha; morirán, y no en sabiduría.