El marido más firme: 090

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 090 de 133
El marido más firme Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


CELIO:

Decreto debió de ser
  de los dioses y los hados,
porque Alcino la aplicó
hierbas con que imaginó
dar vida a jaspes helados.
  Su castidad, agradable
al cielo, mostró piadoso
con un lirio blanco, hermoso,
de forma tan admirable,
  que las hojas argentadas
en las de esmeralda abrió,
y con líneas dividió
de oro luciente esmaltadas.

DANTEA:

  Pues ¿de dónde le salía?

CELIO:

Del pecho, a quien los pastores
cubrieron de cuantas flores
la primavera tenía.

FÍLIDA:

  ¿Si es éste Orfeo?

DANTEA:

No aguardo
su locura y sentimiento:
huye, Tirsi.

TIRSI:

Soy el viento.


<<<
>>>