El mejor alcalde, el Rey: 059

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 059 de 132
El mejor alcalde, el Rey Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


SANCHO

Llevaba yo -¡cuán lejos de valiente!-
con rota vaina una mohosa espada;
llegué al árbol más alto, y a reveses
y tajos [le] igualé a [las bajas] mieses.
  No porque el árbol me robase a Elvira,
mas porque fue tan alto y arrogante,
que a los demás como a pequeños mira:
tal es la fuerza de un feroz gigante.
Dicen en el lugar -pero es mentira,
siendo quien eres tú-, que, ciego amante
de mi mujer, autor del robo fuiste,
y que en tu misma casa la escondiste.
  «¡Villanos -dije yo-, tened respeto!;
don Tello, mi señor, es gloria y honra
de la casa de Neira, y, en efeto,
es mi padrino, y quien mis bodas honra.»
Con esto, tú piadoso, tú discreto,
no sufrirás la tuya y mi deshonra;
antes harás volver, la espada en puño,
a Sancho su mujer, su hija a Nuño.


El mejor alcalde, el Rey de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III