El pésame de la viuda: 03

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 03 de 32
El pésame de la viuda Pedro Calderón de la Barca


MARÍA PRADO:

Verdad es, pero repara,
amiga, que muchas veces
se derrienga con la carga,
y más cuando es tan terrible,
tan cruel, tan inhumana
como haber perdido esposo
en un día (¡ay desdichada!),
amante, padre y amigo
en mi buen Juan de buen alma;
y pues con él acabaron
mis vanidades, mis galas,
mis aliños, mis consuelos,
y todas mis esperanzas,
córtame, amiga, este pelo.

JERÓNIMA:

Que te le recoja basta,
con la toca, como tú
a que lo está te persuadas.


<<<
>>>