El pésame de la viuda: 07

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 07 de 32
El pésame de la viuda Pedro Calderón de la Barca


JERÓNIMA:

Pues no te has de estar así
todo el día.

MARÍA PRADO:

¡Qué porfiada
estás! Anda, Isabelilla,
chocolate no me traigas
ni por pienso, que es regalo,
y a mí no me hacen falta.
Unos huevos y torreznos
haz que para una cuitada,
triste, mísera viuda,
huevos y torreznos bastan,
que son duelos y quebrantos.

ISABEL:

A falta del de Guajaca,
no es malo ése, que al fin es
chocolate de la Mancha.
El diablo pensara
de un pésame hacer una mojiganga.
(Vase.)


<<<
>>>