El pésame de la viuda: 16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 16 de 32
El pésame de la viuda Pedro Calderón de la Barca


ALDONZA:

Y en mí una gran servidora.

ISABEL:

(¡Los cumplimientos que gastan!
[Aparte.]

MARÍA PRADO:

Primero que aquí vinieran
llevara el diablo sus almas.
[Aparte.])

QUITERIA:

¡Qué novio te traigo, amiga!

MARÍA PRADO:

¿Agora en eso me hablas?
¡No lo quiera Dios! Mas dime,
¿quién es y cómo se llama?


<<<
>>>