El pésame de la viuda: 26

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 26 de 32
El pésame de la viuda Pedro Calderón de la Barca


MARÍA PRADO:

¿Y a quién basta
para no soltar la risa?

D. LUIS:

¿Qué se hizo lo que lloraban,
que nunca más que ahora era
menester?

TODAS:

¡Ay desdichadas!

D. LESMES:

Risas hay que rabias son,
y ésas son risas que hay rabias.

TODOS:

El diablo pensara
de un pésame hacer una mojiganga.

QUITERIA:

Trae luz y escuchen ustedes,
que no ha sido sin gran causa
la caída.


<<<
>>>