El pino y el granado

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



El pino y el granado
de Jose María de Heredia



«Te fue grata la suerte

al dignarse ponerte

bajo la sombra mía »

Así altivo decís

un elevado pino

a un humilde granado, su vecino.


«Por más que brame el huracán horrendo,

no tienes que temer, yo te defiendo»

«Cierto es, dijo el arbusto, me proteges

cuando tal vez el huracán se irrita

Pero siempre tu sombra el sol me quita.»


Así tal vez un protector sublime,

bajo apariencia de favor, oprime.