El principe inocente: 072

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 072 de 136
El principe inocente Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ALEJANDRO:

Llegó mi venganza en fin.

ROSIMUNDA:

Vete, que yo haré con él
que te vaya luego a hablar.
¿Adónde piensas estar?

HIPÓLITA:

En la fuente del laurel.
(Vase HIPÓLITA.)

ROSIMUNDA:

Basta, que ya estoy de suerte
del desdén arrepentida,
que me ha de costar la vida
librar mi hermana de muerte.
Desde que a Alejandro dije
que le tuviese afición,
no sé qué nueva pasión
mi alma abrasa y aflige.
¡Ay dura pena inhumana!
Si era bueno para mí,
¿por qué quise, y se le di
tan libremente a mi hermana?
Ya parece, pues me ha visto,
descortesía no hablarle
que por otra he de rogarle.

ALEJANDRO:

Todo me abraso y resisto;
mas conviéneme que muestre
que a Hipólita quiero bien.