El rufián dichoso: 11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto I
Pág. 11 de 68
El rufián dichoso Acto I Miguel de Cervantes


ALGUACIL

Otras cien mil diabluras.
Esto de valenton le buelue loco:
aqui riñe, alli hiere, alli se arroja, 505
y es en el trato ayrado el rey y el coco:
con vna daga que le sirue de hoja,
y vn broquel que pendiente tray al lado,
sale con lo que quiere o se le antoja.
Es de toda la hampa respetado, 510
auerigua pendencias y las haze,
estafa, y es señor de lo guisado;
entre rufos, el haze y el deshaze,
el corral de los Olmos le da parias,
y en el dar cantaletas se complaze. 515
Por tres heridas de personas varias,
tres mandamientos traygo y no executo,
y otros dos tiene el alguazil Pedro Arias.
Muchas vezes he estado resoluto
de auenturallo todo y de prendelle, 520
o ya a la clara, o ya con modo astuto;
pero, viendo que da en fauorecelle
tanto vuesa merced, aun no me atreuo
a miralle, tocalle ni ofendelle.


TELLO.

Esta deuda conozco que la deuo, 525
y la pagaré algun dia,
y procurarè que Lugo
vse de mas cortesia,
o le sere yo verdugo,
por vida del alma mia. 530
Mas lo mejor es quitalle
de aquesta tierra, y lleualle
a Mexico, donde voy,
no obstante que puesto estoy
en reñille y castigalle. 535
Vuesa merced en buen hora
vaya, que yo le agradezco
el auiso, y desde agora
todo por suyo me ofrezco.


ALGUACIL

Ya adiuino su mejora 540
sacandole de Seuilla,
que es tierra do la semilla
holgazana se leuanta
sobre qualquiera otra planta
que por virtud marauilla. 545

 
(Entrase el ALGUAZIL.)

  

TELLO.

¡Que aqueste moço me engañe,
y que tan a suelta rienda
a mi honor y su alma dañe!
Pues yo hare, si no se enmienda,
que de mi fauor se estrañe: 550
que, viendose sin ayuda,
serà possible que acuda
a la enmienda de su error:
que a la sombra del fauor
crecen los vicios, sin duda. 555

 
(Entrase TELLO.)

 
(Salen dos musicos con guitarras,
y CHRISTOUAL con su broquel y daga de ganchos.)

  

LUGO

Toquen, que esta es la casa, y al seguro,
que presto llegue el bramo a los oydos
de la ninfa, que he dicho, xerezana,
cuya vida y milagros en mi lengua
viene cifrada en verso correntio. 560
A la xacara toquen, pues comienço.


MUSICO1.

¿Quieres que le rompamos las ventanas
antes de començar, porque estè atenta?


El rufián dichoso de Miguel de Cervantes

Personas - Acto I - Acto II - Acto III