El rufián dichoso: 29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 29 de 68
El rufián dichoso Acto II Miguel de Cervantes


A.

Padre maestro, el prior 205
llama a vuestra reuerencia,
y espera en el corredor.

 
(Vase luego el PADRE CRUZ.)
  

F. ANTONIA

Mas presto es a la obediencia,
que el sol a dar resplandor.
Padre fray Angel, espere. 210


A.

Diga presto que me quiere.

 
(Enseñale hasta vna dozena de naypes.)

  

F. ANTONIA

Mire.


A.

¿Naypes? ¡Perdicion!


F. ANTONIA

No se admire, hipocriton,
que el caso no lo requiere.


A.

¿Quien te los dio, fray Antonio? 215


F. ANTONIA

Vna deuota que tengo.


A.

¿Deuota? ¡Será el demonio!


F. ANTONIA

Nunca con el bien me auengo;
leuantasle testimonio.


A.

¿Estan justos?.


F. ANTONIA

Pecadores 220
creo que estan los señores,
pues, para cumplir quarenta,
entiendo faltan los treinta.


A.

Si fueran algo mejores,
buscaramos vn rincon 225
donde podernos holgar.


F. ANTONIA

Y hallaramosle a sazon:
que nunca suele faltar
para hazer mal ocasion.
¡Bien ayan los gariteros 230
magnificos y grosseros,
que con vn ánimo franco
tienen patente el tauanco
para blancos y fulleros!
Vamos de aqui, que el prior 235
viene alli con el señor
que lo fue de nu[e]stro Cruz,
gran cauallero andaluz,
letrado y visitador.

 
(Entranse.)


El rufián dichoso de Miguel de Cervantes

Personas - Acto I - Acto II - Acto III