El rufián dichoso: 35

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 35 de 68
El rufián dichoso Acto II Miguel de Cervantes
F. ANTONIA

Yo mirarè lo que hablo
de aqui adelante mas cuerdo, 425
pues conozco lo que pierdo,
y se lo que gana el diablo.
Rueguele, padre, al prior
que en su furia se mitigue,
y no al peso me castigue 430
de mi descuydado error.


CRUZ.

Vamos, que yo le dare
bastantissima disculpa
de su yerro, y por su culpa
y las mias rezarè. 435

 
(Entranse todos.)

 
(Sale vna dama llamada DOÑA ANA TREUIÑO,
vn MEDICO y dos criados.
Todo esto es verdad de la historia.)

  

MED.

Vuessa merced sepa cierto
que aquesta su enfermedad
es de muy ruin calidad;
hablo en ella como experto.
Mi oficio obliga a dezillo, 440
cause o no cause passion:
que, entre razon y razon,
pondra la Parca el cuchillo.
Hablando se ha de quedar
muerta; y aquesto le digo 445
como medico y amigo
que no la quiere engañar.


D.ª ANA.

Pues a mi no me parece
que estoy tan mala. ¿Que es esto?
¿Cómo me anuncia tan presto 450
la muerte?


MED.

El pulso me ofrece,
los ojos y la color,
esta verdad a la clara.


D.ª ANA.

En los ojos de mi cara
suele mirarse el amor. 455


<<<
>>>