El rufián dichoso: 47

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 47 de 68
El rufián dichoso Acto II Miguel de Cervantes
D.ª ANA.

¿Que quieres desso inferir, 860
padre?


CRUZ.

Que digais, señora,
si este tal podra, en la hora
angustiada del morir,
tener alguna esperança
de saluarse.


D.ª ANA.

¿Por que no? 865
¡Oxala tuuiera yo
la menor parte que alcança
de tales obras tal padre!
Pero no tengo ni aun vna
que en esta angustia importuna 870
a mis esperanças quadre.


CRUZ.

Yo os dare todas las mias,
y tomarè el graue cargo
de las vuestras a mi cargo.


D.ª ANA.

Padre, dime: ¿desuarias? 875
¿Cómo se puede hazer esso?


CRUZ.

Si te quieres confessar,
los montes puede allanar
de caridad el excesso.
Pon tu el arrepentimiento 880
de tu parte, y verás luego
cómo en tus obras me entrego,
y tu en aquellos que cuento.


D.ª ANA.

¿Dónde estan los fiadores
que asseguren el concierto? 885


CRUZ.

Yo estoy bien seguro y cierto
que nadie los dio mejores,
ni tan grandes, ni tan buenos,
ni tan ricos, ni tan llanos,
puesto que son soberanos, 890
y de inmensa alteza llenos.


<<<
>>>