El sastre de Campillos: 246

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 246 de 247
El sastre de Campillos Acto III Francisco Bances Candamo



Apretado por las circunstancias se pone los vestidos del difunto, y viste al cadáver con sus arneses y espada. El rey y el condestable, que seguían el alcance a don Manrique, le juzgan muerto, y disponen se le hagan honrosas exequias, cuando sobreviene doña Elvira, hermana de don Manrique, defendiendo la acción del robo del infante, y retando a los leoneses que la habían graduado de traición. El condestable, prendado en aquel mismo momento de su gentileza, recoge el guante, pero conocida por Elvira su intención, no quiere volverle a tomar de su mano. Entretanto Manrique pasa en el Campillo por su difunto hermano, casado con la villana Casilda, lo que produce escenas de celos de Blanca, que ignora los antecedentes -- de Manrique respecto a ésta, por notar que el rey la mira con afición; y pasos muy cómicos entre Manrique, que tiene que fingirse sastre, y además loco, y su supuesta mujer, y el monarca. Trata Manrique de huir a Castilla: es descubierto; pero el rey no quiere que por de pronto se le castigue, en atención a Blanca, y a la esperanza de saber de él el paradero de Alfonso rey niño, mandando al condestable que rete públicamente de traidor a Manrique, seguro de que si existía no dejaría afrentado su nombre; con lo que el condestable se ve en el compromiso de ofender al hermano de la que ama. Dispone el rey una batida, sabiendo que es cosa de que gusta Blanca. Elvira se embosca con Nuño y los castellanos en el misino sitio Manrique es preso por la justicia ordinaria, como asesino del villano encontrado en el bosque, y por Fortun y la tropa, a la que primero se entrega, y después acuchilla. Trábase la lid entre castellanos y leoneses, y Manrique después de haber impedido la lucha entre Elvira y Blanca, se ausenta. Avisado Manrique por Blanca de que el rey sabe por un castellano que se oculta al infante don Alfonso en San Esteban de Gormaz, y que se ha ofrecido entregarle la plaza en la noche siguiente, roba la seña, mata al traidor y descompone el proyecto del rey de León, volviendo inmediatamente al Campillo a satisfacer el reto del condestable. Entran en el palenque cuatro combatientes en lugar de dos que se aguardaban: manda el rey que se levanten las viseras para ser conocidos, y se descubren ser Elvira, Manrique, Blanca y el condestable. En esto sorprende el ejército castellano con el infante Alfonso a su frente, a los leoneses, declarando a su tío que habiendo notado la ausencia de Elvira, venía en su ayuda, y a defender cuanto ella defendiese, y que le suplicaba se volviese -- a León y dejase libres sus reinos. El rey don Fernando accede, y como árbitro del duelo declara buen caballero a don Manrique de Lara, casándose éste con Blanca, y el condestable con Elvira.


<<<

El sastre de Campillos de Francisco Bances Candamo

Elenco

Acto I --Escena-- I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X -- XI - XII - XIII - XIV

Acto II --Escena-- I - II - III- IV - V - VI- VII - VIII - IX- X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII

Acto III --Escena-- I - II - III- IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI

>>>