El vaso de elección: 012

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 012 de 146
El vaso de elección Acto I Félix Lope de Vega y Carpio

 


PEDRO:

  Y hoy que ha llegado, no hay cosa
que con mi dichoso estado
no se haya regocijado
viéndote, Perpetua hermosa.
  Mira el mar de Galilea
que su término forzoso,
no pudiendo de furioso,
de alegre pasar desea,
  rompiendo al cielo la fe;
y puede ser que presuma
querer cotejar su espuma
con la nieve de tu pie.
  Mira los peces saltando
con las escamadas colas,
y las peñas con las olas
parece que están jugando.
  Y no hay marítimo risco
en el mar de Galilea
que no arroje por grajea
de fuente de ovas marisco.
  Que para que en él te quedes
te hace, esposa, el mar sagrado
mil presentes de pescado
siendo tus ojos las redes.


<<<
>>>