El vaso de elección: 013

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 013 de 146
El vaso de elección Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


PEDRO:

  Que para tu celestial
garganta, en llegando a verte,
feudo eterno ha de ofrecerte
de perlas y de coral.
  Mi nao, que en la espuma cana
como pavón se enloquece,
corona del mar parece
y oriente de la mañana.
  Y a la aurora desafía,
porque con tus bellos soles
ha de tener dos faroles
que han de dar más luz que el día.
  Y no temiendo los bancos
del mar, con mil gallardetes,
por mesanas y trinquetes
muestra los costados blancos.
  Al fin, nao, mar, peces, peñas,
y cuantos viéndome están,
todos parabién me dan
o con lenguas o con señas.
  Y yo en aquesta ocasión,
mirando gloria tan alta,
aunque la razón les falta,
digo que tienen razón.
  Tanto en ellos ha podido
y en mí el bien de mi cuidado,
que ellos sentido han cobrado
y yo solo le he perdido.


<<<
>>>