El vaso de elección: 025

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 025 de 146
El vaso de elección Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


SAULO:

Llegué al mar de Galilea,
que antes de mirar de Tarso
los homenajes soberbios,
quise ver el mar sagrado,
este caballo del cielo,
siempre de espuma argentado,
que con un freno de arena
le detiene Dios el paso;
este, que de leños solos
se sustenta, este que armado
de montes de agua, parece
que se come estos peñascos,
en cuyos humildes senos,
camarines apartados,
forman varias taraceas
coral y huesos humanos;
de su calma a la lisonja
me llegué con mi caballo,
dándome el mar osadía
a bañarle pies y manos.
El Bucéfalo atrevido,
con la espuma del mar cano,
se juzgó el toro de Europa,
las olas menospreciando;
y una, soberbia, queriendo
satisfacer al agravio
del menosprecio, en el golfo
nos arrojó sin pensarlo.


<<<
>>>