El vaso de elección: 065

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 065 de 146
El vaso de elección Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

(Vanse, y salen ANANÍAS, viejo, y SAN ESTEBAN.)
ESTEBAN:

  ¡Oh, amado padre Ananías!

ANANÍAS:

¡Oh, hijo Esteban!

ESTEBAN:

Después
que padeciendo el Mesías
son cumplidas, como ves,
las antiguas profecías
  después que la ley escrita
por el dedo de tu padre,
la ley de gracia la quita,
y la Iglesia, nuestra madre,
ensancharse solicita,
  todo va en prosperidad;
que la nave de Simón
ya no teme tempestad;
que rige Dios el timón
al norte de su verdad.

ANANÍAS:

  Es, Esteban, de manera,
que creciendo como espuma,
va dilatando su esfera
sin que el tiempo la consuma,
si el mar del mundo se altera.
  Desde que me dio Simón
el orden sacerdotal,
más de cuatrocientos son
los que el agua bautismal
tienen en esta ocasión.
Y va pasando adelante
de la Iglesia militante
el escuadrón cada día,
con cristiana valentía
conquistándola triunfante.
  Pero, ¿qué nuevo escuadrón
es este que viene aquí?


El vaso de elección de Lope de Vega

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III