El vaso de elección: 069

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 069 de 146
El vaso de elección Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

(Vanse; queda ANANÍAS.)
ANANÍAS:

  Desatado en llanto quedo
y lleno de envidia estoy.
¡Oh, tú, del infame miedo
vencedor, Esteban, hoy
a quien solo envidiar puedo,
  pues que con Dios mano a mano
espero que te has de ver
tan presto! Este tronco anciano,
que ya amenaza a caer
de la muerte en el mar cano,
  alcance de Dios que tenga
fin tan dulce v tan dichoso,
pues que también me prevenga
con el laurel valeroso
del martirio, y no detenga
  este deseado día
a mi caduca vejez
y a mi cristiana porfía
hasta morir.
(Salen BERNABÉ y GAMALIEL, viejo.)

GAMALIEL:

Desta vez
la gentil idolatría
  a un solo Dios uno y trino
ha de dar la adoración
debida a su ser divino.


<<<
>>>