El vaso de elección: 108

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 108 de 146
El vaso de elección Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


CARNE:

¡Oh, soberbio capitán
del ejército soberbio,
que tras sí del cielo trajo
la mayor parte del cielo!
A quien cayendo imitaron
los más hermosos luceros
que contemplaron los orbes
de sus once pavimentos.
Por cuya causa en tu rostro,
hermoso sol de los nuestros,
esas estrellas trasladas
sin luz por tu atrevimiento.
Vengo de rendir un mármol,
un diamante, un monstruo eterno.

ASTAROTE:

No puede ser sino Saulo
hombre de tan gran esfuerzo.


El vaso de elección de Lope de Vega

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III