El vaso de elección: 118

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 118 de 146
El vaso de elección Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Parece el ÁNGEL.)
ÁNGEL:

  ¡Ah, Pablo!

SAULO:

¡Voz soberana!
¿Qué quieres?

ÁNGEL:

Realzar tu fe.
¿Sabes dónde estás?

SAULO:

No sé.
Que esta dicha en carne humana,
quien también se pierde y gana.

ÁNGEL:

Esta es la insigne Marsella,
de Francia provincia bella,
desde donde cada día
siete veces vive el día
del sol de Dios una estrella.
  Y porque no te parezca
que eres quien ha merecido
más que cuantos han vivido,
y esto no te desvanezca,
quiere el cielo que te ofrezca
lo que una flaca mujer
ha llegado a merecer;
que sus ángeles venimos
y al Empíreo la subimos,
y con Dios se llega a ver
  siete veces cada día;
que el título ha merecido
de apóstol suyo, y ha sido
rayo de la idolatría.
Cuya valiente porfía
en penitencia ha igualado
la del Bautista sagrado;
siendo el vestido que lleva,
sus cabellos, y esta cueva
la casa que ha fabricado.


<<<
>>>