El vaso de elección: 130

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 130 de 146
El vaso de elección Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


SÉNECA:

¡Extraño caso!

NERÓN:

Mi propio ser desconozco.
  Tulia, ¿viste este portento?

TULIA:

Yo estoy sin seso y sin mí
después, Nerón, que le vi,
y he mudado el pensamiento;
  que estos que has visto, Nerón,
a quien parece que ayuda
algún Dios, siervos sin duda
del no conocido son
  y de su inmenso poder.
tengo a tu lado temor;
perdóname, Emperador,
que de su bando he de ser.
  Los gentiles ritos vanos
pretendo dejar, y pienso
ofrecer desde hoy incienso
al gran Dios de los cristianos,
  que es el Dios no conocido,
cuyo resplandor en mí
ha dado después que vi
los dos que te han resistido
  el paso: buscallos quiero
y no dejallos jamás.


<<<
>>>