El verdadero amante: 060

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 060 de 136
El verdadero amante Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MENALCA:

Calla en mal hora, pastor;
que la enfermedad de amor
con el desengaño crece.
  Yo vengo desengañado
desde aquel maldito juego,
donde jugué de picado
tanto resto de mi fuego,
que estoy, de perdido, helado.
  Quiso amor que me picase
y mis prendas empeñase;
comencé por mi laurel...
¡Mal fuego se prenda en él,
que las entrañas le abrase!
  Su frente fingida y doble
coroné del ramo noble
que fue digno de la mía,
la que apenas merecía
enebro, acebuche o roble.
  ¡Ay, triste! Que el seso pierdo
cuando de aquel sueño vano
para la muerte recuerdo,
y cuando de aquella mano,
de aquella mano me acuerdo.
  Por la mano le gané;
pues que primero la amé;
mas, ¡triste!, ¿qué me sirvió?


<<<
>>>