El verdadero amante: 063

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 063 de 136
El verdadero amante Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


CORIDÓN:

Considerar te permito,
mas no con rigor tan fuerte.
  Mira: por cien cosas puedes
animarte a esta hazaña
para que contento quedes;
y si atención me concedes,
verás que el amor te engaña.
  Muerto Jacinto, es muy cierto
que ha de ser aborrecido,
porque si un vivo está incierto
de que es presente querido,
¿qué puede esperar un muerto?

MENALCA:

  Verdad, mas el sentimiento
dura mucho.

CORIDÓN:

Ni un momento;
que el bien que se pierde junto,
sólo dura hasta aquel punto
que es cierto su perdimiento.
  Y esto es fácil de entender
mirando el fácil sujeto
del pecho de una mujer,
que es pocas veces perfeto,
y nunca en el buen querer.
  Y fuera desto, es mejor
para que entienda tu amor;
pues si a matarle te animas,
verá lo mucho que estimas
su desdén y tu favor.
  Y al fin no puedes dejar
de matarle en tiempo alguno;
y baste, para acabar,
que no ha de gozar ninguno
lo que no puedes gozar.


<<<
>>>