El verdadero amante: 093

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 093 de 136
El verdadero amante Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FELICIO:

No quiero que me nombres.

MENALCA:

  Paso, señor Felicio. ¿Qué es aquesto?
¡Con vuestro hijo tan injusto enojo!

FELICIO:

¿Injusto le llamáis? Santo y honesto.
  ¿Pensáis que porque tengo sólo un ojo,
que no sabré sacarle si me ofende?

JACINTO:

Y yo también, si con razón me enojo.

FELICIO:

  ¿Es posible que el mundo te defiende?
¿Que te consiente el cielo?

MENALCA:

Poco a poco.
¿Queréis herille?

JACINTO:

Y aun matarme entiende

CORIDÓN:

¿Por qué le maltratáis?

FELICIO:

  Porque es un loco,
desvanecido, inobediente, y tiene
mi mandamiento paternal en poco.
  Sabe el falso, traidor que me conviene
callase a mi contento, y descansado
ver que la muerte a mis espaldas viene;
  y con saber que estaba lastimado
por la propia mujer que quiero dalle,
que fue de aquel Doristo mal logrado,
  responde que no tiene aqueste valle
pastora que aborrezca en tanto extremo,
y pone falta en su gallardo talle.


<<<
>>>