El verdadero amante: 094

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 094 de 136
El verdadero amante Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JACINTO:

  Gallardo dice... Respondelle temo,
que yo le hiciera conocer su engaño.

FELICIO:

Calla, intratable bárbaro, blasfemo,
  que yo te hiciera conocer tu daño
a no valerte la acogida tanto.

MENALCA:

Por Dios, Jacinto, que te juzgo extraño,
  y que de tu propósito me espanto:
que si por tu Amaranta tantas veces
movió las selvas tu piadoso llanto,
  no sé por qué razones la aborreces,
cuando a tus esperanzas el efeto
más deseado con el alma ofreces.
Juzguéte siempre por pastor discreto,
  y pues lo eres, dime ¿en qué te fundas?

JACINTO:

En otras esperanzas, te prometo.

MENALCA:

Pues cuando con razones me confundas,
  confesaré tu ingenio y mi ignorancia.

JACINTO:

Muchas dijera; pero son profundas.
No quiero presumir con arrogancia
  de argumentar contigo; mas advierte
lo que es en mis negocios de importancia.
¿Puede llamarse con razón la muerte
  más fiera suerte que la vida larga
del que en casarse tuvo mala suerte?
¿Iguala del infierno pena amarga,
  ni de los varios elementos guerra,
del mal casado a la penosa carga?
¡Si no lo niegas, mira cuánto yerra
  quien me quiero casar con mi enemigo!


<<<
>>>