El verdadero amante: 096

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 096 de 136
El verdadero amante Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MENALCA:

  Escucha, advierte,
verás de mi nobleza alguna muestra.
Condolido de ver la pobre suerte
  desta pastora triste y mal lograda,
y de vuestra amistad el nudo fuerte,
yo te daré una cédula firmada
  de darte mil cabezas de ganado
el día que contigo esté casada.

FELICIO:

Pastor, el más gallardo que el dorado
  río divino que sus campos riega
tuvo jamás en su ribera o prado,
aquesos pies, aquesos pies me entrega,
besarélos mil veces.

MENALCA:

  Padre, tente.

FELICIO:

Hijo, llega también, conmigo llega.

JACINTO:

Yo quedaré, Menalca, eternamente
  agradecido a tu valor divino;
mas ya mi desventura no consiente
que vuelva atrás del áspero camino,
  por quien amor me lleva a dar el alma
a quien hacer mi dueño determino.
Primero se verá del cielo en calma
  el movimiento, y que el humilde olivo
venza en altura a la ensalzada palma,
que yo me muestre desleal y esquivo
  a las obligaciones infinitas
que debo a aquella por quien muero y vivo.
¿Posible puede ser, estando escritas
  en medio de la frente, no se lean?


<<<
>>>