Enciclopedia Chilena/Partidos políticos/Acción Nacional (1936-1937)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 2838 1 - Acción Nacional.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Acción Nacional (1936-1937)
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-2838/1
Título: Acción Nacional (1936-1937)
Categoría: Partidos políticos


Partido extinguido. Partido Político.

ACCION NACIONAL, Partido Político[editar]

Historia[editar]

En 1932 empezó a formarse en Chile un cuerpo armado y militarizado que se denominó "Milicia Republicana", cuyo fundador y jefe fué don Eulogio Sanchez Errázuriz. Tenía por objeto defender por medio de las armas el régimen legal y el gobierno constituído. Al año siguiente este Cuerpo contaba ya con más de 50.000 voluntarios repartidos en todo el país y perfectamente disciplinados y organizados, contando con profusión de armamento.

Con el correr del tiempo la "Milicia Republicana" fué atacada desde los sectores de la Izquierda por considerar que había derivado hacia la Derecha, constituyendo un grupo político de esta tendencia, afirmación que la Milicia rebatió.

En 1935 la Milicia Republicana" acordó disolverse por considerar que ya había cumplido su misión y que estando definitivamente afianzado el régimen constitucional, no eran necesarios sus servicios. Poco; después, sus componentes, considerando que se encontrabn ligados por ideales de bien público, acordaron constituir un Partido Político. Así nació la “Acción Nacional”, cuyo Presidente Ejecutivo fué el mismo Jefe de la Milicia, don Eulogio Sanchez Errázuriz.

"Para nadie es un misterio, decía su Presidente, explicando el nacimiento del nuevo Partido, que gran parte de las fuerzas que componen la Acción Nacional se mantuvieron unidas durante varios años por un ideal superior de Patria, que creó fuertes vínculos entre sus compononentes y que logró constituir un cuerpo disciplinado y obediente, como no ha habido otro en la historia de nuestra civilidad”.

Se formularon diversas críticas por la formación de este nuevo Partido, especialmente desde los sectores políticos tradicionales, por considerarse que los integrantes de la Milicia, en lugar de formar un nuevo Partido, debían mantenerse o regresar a las colectividades a que ya pertenecían o de las cuales provenían personalmente o por familia. La Acción Nacional, por intermedio de su Presidente, se defendió de este cargo publicamente. Dijo que los Milicianos no podían ingresar a los partidos de Derechas, porque "no queríamos exponernos a correr la suerte de su esforzada juventud cuya acción esterilizan la incomprensión y el egoísmo de sus dirigente". Y que no podían tampoco ingresar a los partidos de Izquierda, "porque execramos de la violencia que ellos erigen en sistema. Nos distancian además, de esos partidos cuestiones fundamentales de principios".

Su organización interna se estableció a base de un Presidente Ejecutivo; jefes provinciales, nombrados por aquel; y jefes de grupo. Al lado de estos personeros ejecutivos funcionaban el Consejo Supremo, el Consejo General, los Consejos Provinciales y los Consejos Locales.

Su declaración de principios, decía textualmente: "La Acción Nacional" es una colectividad política que persigue fundamentalmente los siguientes fines: 1. Combatir las ideas extremistas. 2. Impedir y combatir toda dictadura. 3. Crear una fuerza política nueva libre de los prejuicios y los vicios de los antiguos partidos, que permita dar al país un gobierno fuerte y capaz, justo y honorable".

Al mismo tiempo, su programa contenía otros puntos que completaban sus líneas ideológicas. Establecía la libertad como una necesidad del hombre; el respeto a la propiedad privada; y sostenía que la lucha de clases sólo puede prosperar cuando algún grupo se niega a prestar a la colectividad el aparte que en justicia le debe. Propiciaba también la organización corporativa del Estado.

No tuvo la Acción Nacional larga vida ni mayor actuación. Terminó en 1937, fusionándose con la Unión Republicana. De esta fusión resultó un nuevo Partido que se llamó "Acción Republicana".

Bibliografía[editar]

  • Acción Nacional. Estatuto y Reglamento. Folleto Nº 1. 1936.
  • Acción Nacional. Orientaciones Generales. Folleto Nº 2. 1936.
  • Galdames, Luis. Historia de Chile. 1944.
  • León Echaiz, René. Evolución Histórica de los Partidos Políticos Chilenos. 1939.
  • Prensa de la época