Enciclopedia Chilena/Partidos políticos/Socialista, Partido (2)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 2839 15 - Socialista.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Socialista, Partido
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-2839/15
Título: Socialista
Categoría: Partidos políticos
Desambiguación Existen otras versiones de este artículo en Socialista, Partido (desambiguación)


SOCIALISTA[editar]

Partido político formado el 19 de abril de 1933 por la fusión de diversas colectividades de tendencia Marxista, cuyo ideario era la lucha de cla­ses y el cambio revolucionario del sistema capitalista por una sociedad socialista y democrática de trabajadores manuales e intelectuales.


Según su declaración de principios, el partido Socialista adoptó como método de interpretación de la realidad el marxismo "rectificando por todos los aportes del constante devenir social". Junto a la aceptación de los principios clásicos del socialismo revolucionario: lucha de clases, socialización de los medios de producción, gobierno de trabajadores, internacionalismo, etc., pone especial acento en lo americano, en la necesidad de proceder a la unidad de las clases proletarias de América Latina. De aquí su propósito de luchar contra las oligarquías agrarias, el militarismo, el capitalismo internacional, con el objeto de conseguir la unidad política del continente a través de una Federación de Repúblicas socialistas latinoamericanas.

Declara que durante el proceso de transformación del régimen de producción capitalista en un régimen económico-socialista, en que desaparece la propiedad privada y se modifica la estructura del Estado, es necesaria una dictadura de trabajadores organizados. Rechaza las internacionales, tanto a la II Social-Demó­crata como a la III Comunista Soviética, por estimarlas ajenas a la consideración realista de los problemas latinoamericanos. Fiel a los principios democráticos de las grandes revoluciones americanas y europeas, cree en la libertad política, en la igualdad social, en la soberanía popular y en la justicia económica. Es anticlerical. No acepta la intervención de la Iglesia en la política. Tampoco acepta, en ninguna forma, la deificación del Estado. El socialismo chileno es revolucionario sean cuales fueren los medios que emplee para conseguir sus fines, puesto que se propone cambiar fundamentalmente las relaciones de trabajo y propiedad como principio de una reconstrucción completa del orden social.