Escarmientos para el cuerdo: 013

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 013 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto I Tirso de Molina


MANUEL:

               Éramos sólo quinientos,
               cincuenta mil la enemiga
               multitud; contad ahora
               a qué tantos nos cabría.
               Matáronnos seis no más,
               y cobardes se retiran
               a las tiendas de Cogá,
               general de la provincia.
               Hubo entonces portugueses
               a quien el valor anima
               de suerte, que abren las puertas
               y la retaguardia pican
               hasta coger treinta de ellos,
               que con música festiva
               colgaron de las almenas,
               para mayor ignominia,
               con sus arcos a los cuellos,
               cimitarras en las cintas,
               turbantes en las cabezas,
               vestidos de telas ricas.
               Blasfemaba el bajá grueso,
               que nuestro valor admira;
               pero lo que sintió más
               es ver que el mar solemniza
               nuestra victoria de modo
               que, aplaudiendo nuestra dicha,
               montes de vidrio levanta
               por que en los cascos embistan.


<<<
>>>