Escarmientos para el cuerdo: 030

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 030 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto I Tirso de Molina


MANUEL:

               Términos portugueses
               son pródigos en ella; por dos meses
               que merecí hospedaros
               en Dío y con deseos regalaros,
               que con obras ya vía
               que era imposible a vuesa señoría
               en una fortaleza
               tan pobre agasajar tanta nobleza,
               por término tan breve
               no es bien confiese deudas que no debe.

GARCÍA:

               Es muy agradecida,
               Leonor, y estáos, Manuel, reconocida;
               mas no tratando de esto,
               sabed, Manuel de Sosa, que he dispuesto
               darla seguro estado;
               yo estoy de canas y de vejez cargado;
               Leonor es mi heredera
               y única sucesora; en fin, quisiera
               que la honrara un esposo
               fidalgo en sangre, en obras generoso.
               Para esto había elegido
               a don Juan Mascareñas, conocido
               por su valor y hazañas,
               no sólo en su nación, en las extrañas;
               mas repúgnalo tanto
               que ofende su obediencia con su llanto.
               Dice que mientras vivo
               culpará mi crueldad si la cautivo,
               pues en mí la dio el cielo
               amparo, esposo y padre. Este desvelo
               me causa pesadumbre,
               y el dársela también, porque es la lumbre
               y objeto de mis ojos
               y llegárame a ellos darla enojos;
               vos podéis persuadirla,
               pues os tiene respeto, y reducirla
               a lo que yo no puedo.


<<<
>>>