Escarmientos para el cuerdo: 044

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena II
Pág. 044 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


Salen doña MARÍA, de hombre,
y MANUEL de Sosa
MANUEL:

               Son con tanto fundamento
               tus quejas, doña María;
               tan justo tu sentimiento,
               tan grande la culpa mía,
               tanto mi arrepentimiento,
               que el silencio sólo puede
               responderte, pues en él,
               porque más confuso quede
               de mi descuido cruel,
               la pena el agravio excede.
               ¡Seis años de amor perdidos,
               tus méritos ofendidos,
               tus favores mal pagados,
               sin premio tantos cuidados
               y yo con tantos olvidos!
               Si disculpas les buscara,
               mayor mi delito hiciera,
               más tu enojo provocara
               y mayores causas diera
               A que el mundo me afrentara.
               ¿De qué servirá alegar
               olvidos de tanto amor
               con la ausencia y con el mar,
               si hago mi culpa mayor,
               pudiéndome despertar
               un hijo en cuyo retrato
               contemplando cada rato
               su hermoso original veía?
               ¡Ay, cara doña María,
               dame muerte por ingrato!


<<<
>>>