Escarmientos para el cuerdo: 046

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 046 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


MARÍA:

               No hay ciencia para tornar
               atrás el tiempo, ni hay cura
               que remedie lo pasado
               sino sólo el escarmiento.
               Manuel, ya estás perdonado;
               culpas venideras siento;
               sospechas me dan cuidado.
               Hermosa es doña Leonor,
               su padre gobernador,
               hombre tú, yo tu mujer;
               la riqueza y el poder
               se oponen contra mi honor.
               En el papel que te escribe
               delitos de amor confiesa,
               y a peligros te apercibe;
               la venganza portuguesa
               no en cera, en diamante vive;
               cosa que no es para escrita
               y que riesgos amenaza,
               mal su opinión acredita,
               si del secreto hace plaza,
               que amor mostrar solicita.
               No es mujer doña Leonor
               que hiciera ofensa a su honor,
               menos que estando segura
               de la fe con que procura
               burlar bellezas amor.


<<<
>>>