Escarmientos para el cuerdo: 055

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 055 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


GARCÍA:

               Sosiégate.

CARBALLO:

               Ya sosiego.

GARCÍA:

               ¿Eres bien nacido?

CARBALLO:

               Sí;
               dicen que cuando nací
               mama y taita dije luego,
               y que a las voces primeras
               desocupé la posada
               de una madre agallegada
               anchísima de caderas.

GARCÍA:

               ¿Gallego eres?

CARBALLO:

               De a caballo;
               porque un rocín, aunque en pelo,
               me jubilaba del suelo.

GARCÍA:

               ¿Cómo te llamas?

CARBALLO:

               Carballo,
               porque no sé en qué fayancas
               mi madre, ausente el marido,
               jugando pidió el partido
               --Son las gallegas muy francas--
               y un lencero algo molesto
               que el matrimonio terció
               perdiendo se levantó
               y yo me quedé por resto.
               Volvió el propietario a casa,
               y como ausente de un año
               vio que el devantal de paño
               se ahovaba, dijo, "¿Esto pasa?
               Mujer, ¿cómo habéis podido,
               en doce meses de ausencia
               sufrir tanta corpulencia?
               "Porque hogaño no ha llovido,"
               respondió, y según lo prueba,
               el pronóstico del cura,
               no ha de parirse criatura
               hogaño mientras no llueva."
               Él, viendo que averiguallo
               era ofender a su honor,
               dijo, "Escarballo es peor."
               Por eso el hijo es Carballo.


<<<
>>>