Escarmientos para el cuerdo: 059

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 059 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


GARCÍA:

               Sentenciad la información,
               honra, de vuestros agravios;
               si a hijos matan padres sabios,
               ponedla en ejecución.
               En grado de apelación.
               es superior tribunal
               la clemencia natural;
               declarad si la admitís.
               ¡Ay, honra! ¿Que no, decís?
               Pero sois de Portugal.
               Huésped que el honor profana
               de quien en su casa vive,
               que infama a los que recibe
               sin ley divina ni humana;
               hija noble que liviana
               hace su afrenta mortal,
               ¿no es bien que con muerte igual
               hallen el castigo en mí?
               ¿Qué decís, venganza? Sí;
               pero sois de Portugal.
               ¿Qué proponéis vos, Amor,
               porque lo segundo elija?
               ¿Que soy padre y que es mi hija
               única doña Leonor?
               ¿Que ha de acabarme el dolor
               de este irreparable mal?
               ¿Que no hay juez tan pedernal
               que a sí se mate? Está bien;
               no me espanto, que también
               sois amor de Portugal.


<<<
>>>