Escarmientos para el cuerdo: 061

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 061 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


Sale MANUEL de Sosa
y échase a sus pies
MANUEL:

               Señor, mi mudo silencio
               trae en mi temor escrito
               procesos en mi delito.
               Contra mí mismo sentencio.
               Como juez te reverencio
               y como padre los labios
               humildes, pero no sabios,
               te piden en culpa tanta.

GARCÍA:

               Levanta, Manuel, levanta,
               no despiertes mis agravios.
               Mejor sabes defender
               castillos que inclinaciones.
               Vences bárbaras naciones
               y no te sabes vencer.
               Triunfa de ti una mujer,
               ¿y haces de triunfos alarde?
               Ya llega el consejo tarde,
               tu misma culpa te afrente.
               Para los demás valiente,
               ¿para ti mismo cobarde?
               Espérame aquí encerrado,
               no salga la fama fuera;
               aquí mi deshonra muera,
               yo piadoso y tú casado.
               Diversamente hospedado
               serás de mi cortesía
               que yo de ti el triste día
               que me fue la suerte escasa:
               yo, sin honor en tu casa;
               tú, sucesor en la mía.

Vase


<<<
>>>