Escarmientos para el cuerdo: 062

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 062 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


MANUEL:

               Cerca conclusión incierta
               del puerto le hallo más lejos,
               donde ni sondan consejos
               ni ve el discurso la puerta.
               No es en el golfo tan cierta
               la muerte como a la vista
               de tierra, si el cielo alista
               vientos que entre obscuridades
               a escollos llevan crueldades
               en nave que los embista.
               Muerte merecida aguardo
               si mi mal no determino,
               en mil se parte un camino
               y en cualquiera me acobardo.
               De dos a un hijo bastardo
               mi elección ha de ofender;
               de dos dejo una mujer
               deshonrada, y en las dos
               a un padre ofendo o a Dios.
               Elección: ¿qué hemos de hacer?
               Si elijo a doña María
               y a doña Leonor ofendo,
               el sepulcro están abriendo
               que encubra la ofensa mía;
               dicho me han que don García
               pretende--¡terrible aprieto!--
               que en mí, en Leonor y en su nieto
               un castigo corresponda,
               una tierra nos esconda
               y nos encubra un secreto.


<<<
>>>