Escarmientos para el cuerdo: 078

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 078 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


MARÍA:

               Mudos son mis sentimientos;
               que las ansias que aliviarse
               pueden, cielos, con quejarse
               no son ansias, no tormentos.
               Quítenme los instrumentos
               con que el dolor se mitiga;
               no suspire, no prosiga
               lágrimas que salgan fuera,
               quien porque en sí misma muera,
               en sí misma se castiga.
               Alma que su pena apoca
               en el cuerpo que la hospeda,
               sin darse muerte se queda
               o viviendo no está loca.
               Ciérrela el pesar la boca;
               halle la salida escasa,
               en los ojos ponga tasa
               la pena, el llanto ya tarde,
               y abrásese por cobarde
               quien no osa salir de casa.
               Veneno es este papel
               como el traidor que le escribe.
               Quien con tantas penas vive
               podrá ser vivo con él,
               a su fe y palabra infiel
               e ingrato a Dios. ¿Qué esperáis,
               alma, que no le miráis?
               Si os es el vivir molesto,
               vedle, mas con presupuesto
               que muerte me deis y os vais.


<<<
>>>