Escarmientos para el cuerdo: 083

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena III
Pág. 083 de 125
La dama del olivar Acto III Tirso de Molina


Salen doña MARÍA,
don GARCÍA y don JUAN
GARCÍA:

               No aumentan, doña María,
               mis ansias vuestros enojos,
               que en vos salen por los ojos
               parando en el alma mía.
               No sabía
               que desposados los dos
               --¡ay, honra! ¡ay, Dios!--
               cuando su fama ofendiera,
               se atreviera
               al cielo, a mi honor y a vos.
               ¿Qué importa que para el mundo
               sea legítima esposa,
               Leonor, de Manuel de Sosa?
               Preso en tálamo segundo
               en Dios fundo
               el derecho verdadero,
               y así infiero
               que es adúltero Manuel
               para con él,
               casado con vos primero.


<<<
>>>