Escarmientos para el cuerdo: 118

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 118 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


Salen GARCÍA, don JUAN
y doña MARÍA
GARCÍA:

               ¡Extraordinaria tormenta!

MARÍA:

               Viniendo embarcada yo,
               ¿qué mucho? Jamás me díó
               quietud la suerte violenta.

GARCÍA:

               ¿Qué barra es ésta?

JUAN:

               Éste el río
               es del Espíritu Santo.

GARCÍA:

               Descansaremos en tanto
               que sosiega el mar su brío.
               Entró por gobernador
               de la India Jorge Cabral,
               por el rey de Portugal
               nombrado, y tráeme mi honor
               a remediar desatinos
               si tienen, habiendo en medio
               tanto imposible, remedio.

JUAN:

               El cielo abrirá caminos
               por medio de la venganza
               que aseguren tu sosiego.


<<<
>>>