Escarmientos para el cuerdo: 120

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 120 de 125
Escarmientos para el cuerdo Acto II Tirso de Molina


GARCÍA:

               Quiera Dios
               que apacible el mar hallemos,
               y que fin alegre demos
               a nuestras penas los dos.
Sale CARBALLO como asustado

CARBALLO:

               ¿Portugueses? ¡Dicha mía!
               Carballo a la vida dad
               ensancha, si esto es verdad.

GARCÍA:

               ¿Carballo?

CARBALLO:

               Gran don García
               ya tienen fin a tus pies
               mis desdichas; ya perdí
               el temor.

GARCÍA:

               ¿Qué haces aquí?

CARBALLO:

               Ya te lo diré después.
               Ven a socorrer agora
               tus hijos, que si están vivos,
               entre esos cuervos cautivos,
               los comerán dentro un hora.

GARCÍA:

               ¿Qué dices?

MARÍA:

               ¡Ay, honra mía,
               ya el cielo os allana estorbos!


<<<
>>>